Vas a rentar una oficina, entonces piensa en cómo sería mejor para el trabajo productivo

Últimamente las empresas tipo Google han cautivado la imaginación de mucho de nosotros en donde pensar en trabajar en un espacio así solo cabe en nuestros más locos sueños “guajiros”.

Por otro lado, si estás pensando en la renta de oficinas, tienes entonces la oportunidad de hacer algo especial al momento de acondicionarla.

Si bien, cada oficina debe adaptarse a las necesidades específicas de las personas que trabajarán allí y el tipo de trabajo que se realiza, es posible implementar diseños de entorno universalmente ganadores que ofrecen una sacudida a la creatividad y por ende a la productividad.

Veamos algunas sugerencias:

1) Instalar una mesa comunal u otro espacio de reunión

Si el espacio te lo permite, instala una mesa gigante en donde puedas acomodar a la mayor cantidad de personas en medio de un espacio principal.

En este espacio será posible reunir a tu personal para compartir ideas de una manera no estructurada y orgánica.

Una sugerencia para este caso es recurrir a una pieza única que ayude a que este proyecto sea todavía más especial.

Por ejemplo, piensa en una mesa hecha por artesanos de la comunidad con materiales de origen local, esto ayudará a recordar a la gente la importancia del lugar.

Y para darte una idea adicional a un espacio donde pueden surgir las ideas. en Disney Animation Studios, John Lasseter hizo derribar las salas de conferencias en el centro del edificio para dejar espacio para una cafetería.

El nuevo lugar sirvió como un gran espacio para que la gente se reuniera y colaborara.

2) Hacer las cosas movibles

Cuando las personas se apegan a un lugar en particular, su perspectiva permanece pegada también.

Bueno, pueden hacer pequeños cambios como colocarlos sobre ruedas o tener escritorios giratorios, permite a las personas conocer nuevos compañeros de trabajo e invita a la colaboración.

Otra idea que puedes adaptar proviene de la escuela de Stanford.

En esta institución educativa las paredes en la mayor parte del edificio se pueden mover y reconfigurar.

Un espacio abierto puede convertirse en un espacio de proyecto privado en cuestión de minutos y viceversa.

3) Muestra tus valores

Una de las cosas que debes hacer como empresa es escribir en blanco y negro tu misión, visión y valores, bueno… no dejes estos fundamentos en el escritorio o en la pared del jefe… llevalos a todo los rincones de la empresa.

Puedes crear atractivos tableros y colocarlos en lugares estratégicos y visibles, no solo para los que ahí trabajan si no para todos en general. Esto da un sentido de permanencia además de que estos letreros sirven como un recordatorio diario de lo que la empresa es en sí y quiere conseguir.

4) Ocultar los relojes

OK, tal vez no todos los relojes. Pero considera la posibilidad de tener espacios donde las personas puedan obtener un descanso del cruel y temible “maestro del tiempo”.

A veces la creatividad necesita restricciones para florecer, a veces necesita la libertad de tomar todo el tiempo que le plazca.

Ahora ponlos en marcha y dale rienda suelta a la creatividad para seguir estos consejos.

La idea es hacer de tu zona de trabajo, no solo un lugar productivo… sino tan bien agradable en donde sabes que tus colaboradores pasarán mucho tiempo.