Una cercana inspiración

Siempre he disfrutado mucho ser estudiante e ir a la escuela personalmente me considero un buen alumno aunque últimamente he tenido ciertas distracciones en otras palabras ya tengo novia motivo por el que no le he dedicado tiempo ni el mismo empeño como antes.

Entonces  debía realizar un proyecto final para mi clase de electrónica, materia en la que he tenido una pésima calificación de modo que era obligatorio esforzarme al máximo para obtener la mejor calificación y con ello evitar reprobar la asignatura, el profesor del taller nos dio algunas opciones y ejemplos en los que podíamos basarnos como elaborando una mini bomba de agua cacera, un sacapuntas electrónico, luces LED rítmicas, un amplificador de audio o un timbre electrónico, todos me parecían que solo me darían la oportunidad de pasar de panzazo como dicen, pero yo necesitaba mucho más que un seis para continuar recibiendo mi beca de excelencia académica y además quería evitar como fuera el regaño de mi papá y lógicamente el merecido castigo, además me apena hacerlos pasar un disgusto pues reconozco que ellos me apoyan tanto como les es posible, nunca han permitido que me falte nada; mi papá trabaja muy duro para darnos a mis hermanos y a mí educación y para que no se nos olvide en cada oportunidad nos recuerda que estudiemos para que no seamos como él, un obrero que por no haber estudiado más, carece de la oportunidad de ascender de puesto y con ello ofrecernos una vida mejor según sus palabras.

Estoy seguro que aunque nuestra vida no está repleta de lujos y comodidades, no tengo nada de que quejarme, pues él y mi mamá siempre nos han dado lo mejor que un hijo puede tener y no me refiero a una consola de videojuegos, a un celular de última generación o a un dron sino a su amor, su tiempo y atención; estoy por concluir el cuarto semestre y he visto desde el inicio muchos por no decir la mayoría de los compañeros han desertado, en algunos casos es debido a que envés de ir a la escuela se van de fiesta, en otros es porque se dedican a echar relajo y pierden el interés, algunos más porque no tienen el apoyo de su familia, en otros es porque mis compañeras quedaron embarazadas.

A veces me resulta molesto que me sigan tratando como un niño pequeño y se mantengan tan al pendiente de mí y de mis calificaciones, pero disfruto mucho cuando mi mamá cocina mi postre favorito pastel de chocolate o cuando mi papá juega con nosotros al futbol eso me hace estar consciente de que cuento con ellos y de que tengo una obligación que cumplir, por ello me acerque a mi papá sin explicarle nada quería tener una idea de lo que haría en mi proyecto, le pregunte todo acerca de su trabajo qué, cómo y para qué, entonces se me ocurrió que podría elaborar una maqueta electrónica a escala igual a la báscula para camiones como la que ocupa todos los días en la fábrica.

El día de presentar los proyectos había llegado y yo me sentía muy nervioso pues el resto de mis amigos traían trabajos inspirados en las sugerencias del instructor a excepción mía, cuando fue mi turno para exponer el mecanismo que desarrolle estaba titubeando por los nervios entonces respire hondo, trate de controlarme e inicie explicando el proceso de elaboración, les di los detalles sobre su funcionamiento y capacidad además de contestar las dudas que surgieron, al terminar la clase recibí una felicitación de mi profesor y una buenísima calificación.

Si quieres saber más entra a La Casa de la Báscula

FUENTES: YouTube, La Casa de la Báscula,   The Amaranta