Decidir qué no hacer en tu entorno laboral

Debido a que vivimos en una era en la que las herramientas digitales proporcionan distracciones infinitas, es fácil alejarse del trabajo mediante contenido visual, de audio y escrito diseñado para entretener.

A pesar de que los canales sociales se pueden usar para el trabajo, cada vez se orientan más hacia el contenido que proporcionan.

Estas entretenidas distracciones no son las principales culpables de alejar a las personas de su trabajo.

En cambio, hay otras dos causas principales para culparlas:

  • Lo primero son cosas que parecen un trabajo real pero que no contribuyen al resultado de una manera significativa
  • El segundo es un trabajo que le pertenece a alguien más en otro departamento

Siempre hay algo que debe hacerse que no se está haciendo.

Esta idea, tan simple como es, es sorprendente para algunos.

[Vídeo: YouTube]

Si quieres aprender más entra a Wobi 

Fuentes: Wobi , MujerPyme 

Debido a que estás haciendo algo, tiendes a no pensar demasiado acerca de lo que no se está haciendo.

También puede parecer novedoso pensar en elegir lo que no se está haciendo.

Es aquí donde el Capacitación de directivos México comienza a surgir.

Por ejemplo, hay correos electrónicos de personas dentro de tu empresa, de tus clientes y de otros socios comerciales que requieren tu atención, aunque solo sea para proporcionarte un poco de la información que necesitas.

Tu bandeja de entrada tiene un flujo interminable de solicitudes que requieren de tu tiempo y atención hacia ciertos asuntos relacionados con el negocio.

No muchos son videos de gatos, aunque sin duda tienes amigos y familiares que te envían cosas que disfrutarás.

Mientras vives en tu bandeja de entrada, no se está haciendo algo que tenga un mayor impacto en tus resultados y tú eliges dejarlo sin hacer.

Si tienes ventas, colocar el correo electrónico antes de la prospección es intercambiar la creación de oportunidades por el tiempo dedicado a actividades que tienen una baja probabilidad de generar o ganar una nueva oportunidad.

Si estás en el liderazgo, la bandeja de entrada no es mejor, haciendo muy poco para moverte a ti y a los que están a tu cargo hacia el futuro que estás construyendo.

Esto no quiere decir que no debas responder tu correo electrónico, sino señalar que lo más importante debe hacerse antes de las cosas que son necesarias pero de ninguna manera cuando se trata de producir los resultados que necesitas.

Si estás haciendo esto, ¿quién está haciendo eso?

Por lo tanto, tu visión de liderazgo será entonces aprender a priorizar y saber delegar.

Muchas de las tareas llegan a personas que no las poseen ni deben hacerlo por lo que es importante verificar las tareas y responsabilidades del equipo de trabajo.

Se puede ver por ejemplo que los vendedores no pertenecen a operaciones, servicio al cliente o contabilidad, sin embargo, reciben pedidos de clientes, resuelven desafíos de servicio al cliente (como la búsqueda de envíos) y vuelven a escribir facturas y generan informes que sus clientes solicitan.

Mientras trabajas para otras personas y otros departamentos, no hay nadie que haga tu trabajo a menos que puedas pedirle al departamento de contabilidad que haga tus llamadas en frío mientras vuelve a escribir las facturas.

Y esto por supuesto no sucederá :-)

Por lo tanto ¿Lo que estás haciendo es lo más importante que podrías estar haciendo ahora y va a hacer más que cualquier otra cosa para producir el resultado por el cual eres responsable?

¿Eres intencional sobre lo que estás haciendo e igualmente intencional sobre lo que no estás haciendo?

Si sientes que nunca hay tiempo suficiente para hacer todo lo que necesitas hacer, vale la pena detenerte y pensar en ver cómo resolver tu entorno.