¿De dónde vienen las sillas plegables?

Seguramente has asistido a una reunión, a una fiesta o a un gran evento en donde te has sentado en sillas plegadizas ¿cierto?

Puede haber sido una lujosa silla plegable de madera en una boda o una mortal silla plegable de metal en un evento de un lugar remoto.

En diversos lugares como hospitales, oficinas o en el mismo hogar, es posible contar con una silla plegable por lo cual nos son ya muy familiares.

Actualmente ya son un accesorio regular en la vida moderna y han existido por mucho tiempo.

En términos de versatilidad y utilidad son, tal vez, una de las mejores formas de agregar asientos a cualquier área esperando más invitados de lo habitual.

Además, la mayoría de los modelos se mueven y almacenan fácilmente, lo que las convierte en una gran inversión para cualquier institución.

Por ejemplo, los hoteles las pueden utilizar para sus salas de reunión, para ferias comerciales o convenciones.

Las escuelas pueden utilizar sillas plegadizas como una forma relativamente barata para sus estudiantes o para sus auditorios.

Además, las oficinas son un lugar perfecto para emplear sillas plegables para proporcionar asientos uniformes para los empleados.

Pero ¿de dónde vienen o cuáles fueron las primeras sillas plegables?

Roma, Egipto y Grecia nos remontan a muchas civilizaciones antiguas.

De hecho, el trono del rey Tutenkhamen estaba dotado de la capacidad de plegarse.

Los modelos antiguos fueron hechos de madera en la mayoría de los casos. Sin embargo, a diferencia de las sillas plegables modernas (que normalmente son sencillas y funcionales), los modelos antiguos estaban muy bien adornados.

Algunas de las sillas plegables griegas y romanas tenían chapa de oro.

Además, las tallas adornadas a menudo se encuentran en las sillas plegables de modelo antiguo. Los materiales preciosos se usaron a para adornar estas piezas de accesorio.

El senado romano es conocido por usar sillas plegables también. Antes de la caída del Imperio Romano, se tenía muy claro que el trono era un símbolo de la idea de la democracia.

El primer uso generalizado de las sillas plegables tuvo lugar durante la Edad Media.

Cuando los primeros cristianos se vieron obligados a permanecer en movimiento debido a la persecución religiosa.

El uso de las sillas plegables les permitía un fácil movimiento y daba la creación de asientos para las iglesias.

La simplicidad del movimiento sigue siendo una de las razones de su popularidad.

Al igual que en la Edad Media, las sillas plegables todavía se utilizan ampliamente en las iglesias hoy día.

Lo que conocemos como una silla plegable moderna llegó en 1947.

Este primer modelo fue inventado por Frederic Arnold en donde las sillas plegables tenían correas de tela en la parte posterior y en el asiento de la silla.

Las sillas de Frederic Arnold tuvieron mucho éxito.

Una década más tarde, en 1957, tenía su propia compañía llamada Frederic Arnold Company, con sede en Brooklyn, Nueva York.

La compañía de Arnold fue la primera en producir en serie sillas plegables las cuales eran la piedra angular de su negocio de muebles.

Si quieres saber más entra a Mobiliario

FUENTES: YouTube, Mobiliario, Amazon