País
Inicio > Teoría Impura del Derecho
Teoría Impura del Derecho
La transformación de la cultura jurídica latinoamericana.
Por: Arturo Guillén Castro
Abogado Investigador LEGIS
arturo.guillen@legis.com.mx

López Medina, Diego Eduardo.
Pról. Duncan Kennedy.
Editorial Legis, Colombia, 2004. 480 p.

La Teoría Impura del Derecho es una obra que tiene un largo recorrido histórico y un mayor recorrido iusteórico, no es sólo el análisis de la recepción de las diversas teorías jurídicas en Latinoamérica, con un énfasis en el caso Colombiano, a partir de la aparición del Código Napoleónico como base del derecho legislado; más bien es un acercamiento que el autor delinea tempranamente en su texto bajo la idea de la alineación de todo el derecho legal y codificado existente a principios jurídicos anhelados, y a una interpretación finalista y sistemática de la ley.

La idea de elaborar una Teoría Trasnacional del Derecho que implica la posibilidad de desentrañar el fundamento de una teoría conforme al contexto en que se produce para comprenderla y aprehenderla, se topa con las limitaciones, vividas por el propio autor, derivadas de los fenómenos de recepción del derecho por parte de las ius teorías locales, las cuales reinterpretan, armonizan o han “flexibilizado” el impacto de las nuevas teorías de derecho en países de Latinoamérica.

Las Teorías Trasnacionales de Derecho surgidas a partir de la expedición del Código Napoleónico, seguido por la exégesis, el conceptualismo, el positivismo jurídico, el antiformalismo, etc., han mutado al incorporarse a las tradiciones jurídicas y hasta culturales de los pueblos latinoamericanos, es esta mutación y su cuidadosa exposición la que determina la línea discursiva fundamental de la primera parte del libro de Diego Eduardo López Medina.

Clinamen, tessera y kenosis son algunos de los modos de transformación en los cuales nuestras ius teorías locales han hecho frente a la recepción de las Teorías Trasnacionales del Derecho; sin embargo, el fenómeno ha sido muy particular, pues a la par del clasicismo que orienta no sólo la enseñanza, sino a la aplicación del derecho en nuestros países, se insiste que las nuevas teorías han sido adecuadas o suavizadas en sus postulados teóricos, para tratar de armonizarlas en un sistema jurídico local enriquecido por las más diversas escuelas del pensamiento jurídico y las más revolucionarias corrientes ius teóricas a partir del siglo XIX, en el entendido, conforme al autor, que estas transmutaciones no pueden ser ya reemplazadas por lecturas normalizadas y sin duda constituyen una de las formas más interesantes de creación normativa, que lejos de ser desdeñada debe ser aprovechada en el entendimiento de nuestra cultura jurídica y su evolución. Un elemento adicional que ha permitido estas transmutaciones antes mencionadas, sin duda es el desmembramiento de las teorías generales por falta de estudio de las obras completas de los autores y su inscripción en una postura reiterada, sino al observarlas como obras aisladas de las cuales se puede tomar lo que sea en aras de la argumentación local no holística.

Es tal la profundidad con que López Medina avanza en los conceptos teóricos, que destina los dos primeros capítulos de su obra al estudio teórico de las formas de creación y análisis contextual de producción de lo que denomina “Teoría Trasnacional del Derecho”, así como al análisis contextual de su producción, correlativamente con los procesos descriptivos de recepción de estas teorías en los países latinoamericanos, con el interés de poder desarrollar una Teoría Comparativa de Derecho que explique estos fenómenos de recepción y demostrar con claridad que esta Teoría Comparativa es resultado de una consciencia jurídica efectual más que de una teoría erudita o analítica.

El desarrollo de la investigación lleva al autor a conclusiones interesantes como que el clasicismo iusteórico local no es de corte exegético, atento a las influencias del conceptualismo alemán, por ello reitera la no identificación de nuestra teoría latinoamericana con la escuela de la exégesis.

Ya en una segunda parte del libro, a partir del capítulo tercero, el doctor López Medina comienza a explicar las fases de recepción en los países latinoamericanos, con énfasis natural en Colombia, de cada una de las más destacadas e importantes teorías trasnacionales de derecho

Resulta de particular interés el desarrollo de la segunda parte del libro, la forma en que el autor se sumerge en el análisis “puro” de cada una de las teorías y corrientes de pensamiento iusteórico a que hace referencia, accediendo a las referencias directas de los autores, tratando de entender sus teorías de una forma holística, sin menospreciar en absoluto las características y el contexto en los cuales fueron desarrolladas por sus pensadores, basta una breve ojeada al índice de autores citados para dar una idea de la cantidad y la calidad de los autores consultados y deja relieve de la magnitud de la obra, incluso como un buen ejemplo y explicación de las teorías más trascendentes aplicadas en nuestros países latinoamericanos a partir de la tendencia codificadora.

Pero el estudio no sólo se detiene en la presentación de las ideas de los autores consultados en el contexto en que fueron producidas, sino que fiel a su objetivo, nos presenta la forma particular en que cada una de esas corrientes de pensamiento fueron absorbidas por nuestras ius teorías locales, la forma peculiar en que se conjuntaron con nuestro propio desarrollo doctrinal y las adecuaciones, interpretaciones, re-interpretaciones y hasta adecuaciones que sufrieron para incorporarse en una inercia conceptual y teórica enraizada ya en nuestro continente.

Por esa razón, el autor no deja de sorprenderse por las interpretaciones que unieron de manera armónica a doctrinas jurídicas tan dogmáticamente diversas como en la exégesis francesa y el antiformalismo de Gény, y la libre recherche scientifique, por citar un ejemplo.

De esta suerte avanzamos conjuntamente con el doctor López Medina en lo que ha sido el desarrollo de la teoría del derecho desde la exégesis francesa hasta las teorías de Hart y Dworkin, cubriendo un margen de al menos doscientos años de teoría del derecho en relación directa con sus repercusiones en los países latinoamericanos.

Todo ello para concluir en clara y franca referencia al título y desarrollo de su investigación que, citando al autor:

“El resultado son teorías impuras del derecho, síntesis extrañas y creativas, que sin embargo son esenciales para entender las prácticas jurídicas locales…”

Acerca del Autor.

Diego Eduardo López Medina. Egresó de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Abogado y Filósofo. Maestro y Doctor en Derecho por la Universidad de Harvard, Medalla al Mérito Académico “Andrés Bello”. Docente e Investigador de las Universidades de los Andes y Nacional de Colombia.




guía de uso publicaciones electrónicas
Obtenga mayor provecho de nuestros productos consultando estas guías interactivas de uso.
Aviso de Privacidad

Obtenga información sobre los datos personales que recabamos, su tratamiento y los derechos que puede hacer valer, en el Aviso completo que encontrará en el siguiente enlace.
Insurgentes Sur 1700 Primer Piso, Col. Florida, Delegación: Alvaro Obregón, C.P. 01030 - México, D.F. Tel. 5203 4202.- Email: webmaster@legis.com.co - 2010.